Follow by Email

5.07.2009

Durban II




Así como el conservatismo de Bill Cosby atempera el radicalismo de los antirracistas radicales, así también debería en Colombia haber una izquierda inteligente que modere la extrema derecha colombiana que no tiene oposición. Es que el Polo, por Dios, despilfarró todo su capital. Pero ese despiste se extiende. Con el pretexto de examinar la Durban II Jaime Arocha suelta la posmoderna tesis según la cual el crecimiento de la discriminación está asociado con la implantación política de la ciudadanía única. No lo prueba porque no tiene cómo hacerlo aunque sea cierto que se incrementó la discriminación y que el proyecto de ciudadanía única del siglo XVIII, no ha logrado disminuirlo. Pero esas dos constataciones facticas no pueden enlazarse en un eslabon causal. La arriesgada propuesta panafrodescendiente que recoje este jubilable columnista insinua que el proceso de inclusión que representa Obama es una mentira, y por eso es mejor que los negros hagan rancho aparte, cultural y políticamente, recogiendo acríticamente posturas de moda entre académicos norteamericanos. Por eso Arocha ha sido el primero en escuchar de boca de los negros“déjeme, que yo sólo me libero”. O como dijo Aime Cesar: “arrégleselas conmigo. Yo no me las arreglo con usted”.

Y la reelección que sigue siendo el centro de la política mediática, no parece fácil.

Foto tomada de http://etiquetanegra.com.pe/blog/elbarco/?